NoticiasUDD: Trabajos de 2030 se concentrarán en las capacidades más humanas

Creatividad, comunicación y capacidad crítica son algunas de las competencias esenciales para abordar el ámbito laboral en las próximas décadas.

Por Josefina Martínez.

¿Existirán los avatares? ¿Podremos agendar una hora con un médico especialista en la eliminación de malos recuerdos? ¿Dejarán de existir los abogados, los matemáticos, los constructores? Las predicciones del futuro son inciertas, por lo que no se puede asegurar cómo serán las próximas décadas. Sin embargo, hay aspectos de la sociedad que se pueden anticipar y, por tanto, prepararse para ese cambio.

A diferencia de Marty McFly, el protagonista del éxito de taquilla, “Volver al futuro” que logró predecir algunos aspectos de lo venidero, como las pantallas planas, los teléfonos celulares deslizables, entre otras cosas, los expertos en innovación y tecnología intentan dar respuestas a las interrogantes existentes, aunque sostienen que no pueden asegurar con exactitud cuáles serán los trabajos y profesiones del futuro. Lo que sí pueden hacer es dar una guía de las habilidades que debe desarrollar el ser humano para enfrentar esa era digital acelerada.

En el mundo laboral se observan radicales cambios y muchos se cuestionan si el hombre será reemplazado por las máquinas. El desarrollo tecnológico y la revolución digital acrecientan las dudas, pero algunos sostienen que en el futuro lo que se dará es la complementariedad entre la máquina y el ser humano, no el reemplazo.

Así lo cree el vicerrector de Innovación y Desarrollo de la Universidad del Desarrollo, Daniel Contesse, quien asegura que los seres humanos deberán enfocarse específicamente en aquellas cosas que nos hacen más humanos.

La creatividad, la capacidad analítica, el pensamiento crítico, la habilidad de comunicarse, son diferentes competencias y aspectos propios del ser humano, explica. “Estas son las competencias que van a ir teniendo más valor, porque son las que nos van a distinguir de las máquinas. Son esos espacios en los que las máquinas no nos pueden competir”, comenta Contesse.

Contesse, junto a la vicedecana de Postgrado y Educación Continua de Medicina de la Universidad del Desarrollo, Marcela Castillo expondrán sobre las herramientas que deben desarrollar los próximos profesionales para las décadas que vendrán. Ellos dictarán la conferencia “Y tú… ¿cómo te vas a preparar para los trabajos del 2030?” de la Universidad del Desarrollo, en el evento “Protagonistas 2030” organizado por El Mercurio.

Estas competencias, más generales, sostienen, permitirán adaptarse rápidamente a lo que ocurra, cuando ocurra, por lo que no se debe apuntar a la formación específica. “Más que decirles a los futuros profesionales que tienen que estudiar para ser diseñadores específicos para naves interespaciales, porque no sabemos si van a existir naves interespaciales, hay que decirles que desarrollen la creatividad, la capacidad crítica, el manejo de datos, la capacidad de comunicación, el trabajo en equipo, la mirada interdisciplinaria, el enfoque global. Sabemos que ese tipo de capacidades y competencias sí han sido, son y van a seguir siendo cada vez más útiles y relevantes en los trabajos que van a ir apareciendo en un futuro”, afirma el vicerrector.

Para él, la elección de profesión no se hace teniendo certeza de cómo será, porque el conocimiento de lo que vendrá es incierto. No se trata de adivinar el futuro, sino de intentar prepararse para un mundo de alta incertidumbre.

A pesar de esto, hay ciertas tendencias que Daniel Contesse piensa pueden ocurrir más adelante. “Estamos en un mundo de virtualización y hay que acercarlos al mundo de la tecnología, y que, por lo tanto, estén alfabetizados tecnológicamente. Esa es una tendencia presente en el futuro de todas maneras”, afirma el ingeniero civil industrial.

Además, comenta que se registrarán grandes cambios en la industria. Según él, habrá menos intermediarios gracias al desarrollo tecnológico y se va a ir avanzando en una lógica de trabajo uno a uno.

El mundo será, dice, mucho más dinámico y flexible, y debido a la virtualización y al fácil acceso a la información, los costos de transacciones serán más bajos.

La personalización es otro tema que debe ser desarrollado para el mundo laboral venidero. “Las tecnologías hoy día nos permiten entender de manera mucho más individual a las personas. Antes teníamos que hablar de promedios, de grupos, de masas, y eso está cambiando”, agrega Contesse.

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos