NoticiasCPECH: La verdad sobre los “neuromitos”, desinformación que nos perjudica

La neurociencia puede condicionar el desarrollo del ser humano y lo que piensa sobre el funcionamiento del cerebro. Así lo sostiene la académica Lorena González de CPECH.

Por Josefina Martinez.

El ser humano sin el cerebro es nada. Pero, ¿qué tanto se conoce sobre él? ¿es cierto lo que dicen los expertos con relación a su funcionamiento? Todas estas interrogantes se han intentado responder, pero en el camino, muchas veces, todo lo que se pensaba sobre él puede ser un mito.

La neurociencia indica distintas teorías sobre el cerebro, de las cuales se han derivado explicaciones que, al no ser ciertas, son denominadas neuromitos. La educación, el aprendizaje y el desarrollo de los seres humanos comienza en las salas de clases, y es allí donde comienzan los neuromitos.

Según Lorena González, directora de Formación Docente y Coordinación Pedagógica de Cpech,  los neuromitos “son malas interpretaciones que surgen, ya sea desde la comunidad educativa, u otras comunidades, en la misma sociedad, que si bien tienen un comienzo en la realidad científica, luego se malinterpretan porque no estamos preparados todos para entender la neurociencia”.

Sobre cómo se perciben los neuromitos existentes en la sociedad, expondrá Lorena González en el evento “Protagonistas 2030”, organizado por El Mercurio. En su conferencia “Cazadores de neuromitos, ¿qué tan cierto es todo lo que nos dicen del cerebro?” de Cpech, intentará contestar a esta interrogante.

El neuromito más común que han sostenido psicólogos y neurocientíficos es que el cerebro no es utilizado en su totalidad. La licenciada en Educación, y docente de post-grado en la Universidad Andrés Bello, Lorena González afirma que este neuromito está muy anclado en la comunidad en general.

“Se dice que nosotros solo ocupamos el 10% de nuestro cerebro. Hay estudios donde se les pregunta a psicólogos que creen estar en lo cierto en la idea de que usamos solo el 10% del cerebro, siendo que evidentemente ocupamos el 100%. De otro modo no tendría sentido. Evidentemente existen distintas conexiones que se van haciendo y que uno va ocupando partes del cerebro en distintos momentos, pero ocupamos el 100%, o sino sería ineficiente. El cuerpo y la evolución lo que más proponen es la eficiencia”, agrega González.

Este es el neuromito más instalado en la conciencia. A partir de él se desglosan otros, de los cuales muchos de ellos tienen que ver con contextos sexistas. Un ejemplo que da Lorena González es la diferencia entre el cerebro de la mujer y del hombre. Este neuromito le atribuye cualidades o características particulares a cada género debido a que el cerebro masculino funciona de una manera, y el femenino de otra.

Para la académica estos son mitos debido a que no tienen ninguna validez científica, sino que se sustentan en un prejuicio social. “A la mujer se la tienen muy relegada en la ciencia, o la matemática, porque les dicen de muy pequeñas que son malas para ellas y que son mejores para aquellas habilidades blandas”, dice.

Estos prejuicios sociales que afectan a ambos géneros, traen “graves consecuencias para el desarrollo tanto de mujeres como de hombres”, como indica Lorena González. Además, agrega que estos neuromitos parecieran ser reales, ya que la ciencia es real, pero por otro lado, se tergiversan y se transforman en otra cosa.

“Es importante entender que muchas veces los prejuicios o estos mismos mitos terminan por impedirnos ser lo que queremos ser, y en esa libertad radica el gran desafío de la humanidad y de las nuevas generaciones: cuestionar aquello que nos han dicho que no podemos hacer”, comenta González. También afirma que para erradicar estos mitos se debe comenzar en las salas de clase.

Para ella, la eliminación de estos prejuicios y mitos tiene mucho que ver con la formación inicial del profesorado. Lorena González dice que “si realmente vamos a contemplar estos hallazgos para planificar nuestras prácticas en la formación inicial en las mallas académicas, tenemos entonces, que incorporar elementos que nos permitan tomar con propiedad estos conceptos y aplicarlos en nuestras prácticas, y no solamente con partes que sean grandilocuentes en nombre, pero que no tengan una profundidad”.

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Esta muy buena la información, no tenía ni idea a cerca de los neuromitos y que en verdad, solo son eso, mitos. Me gustó mucho que publicaran algo así, ya que logra derribar todos o la gran mayoría de prejuicios que podemos obtener a lo largo de los años que estamos viendo opciones para nuestro futuro.

  • excelente información